Proyectos topográficos

Los proyectos topográficos consisten en la realización de estudios detallados de un determinado terreno para, posteriormente, llevar a cabo distintas obras. A partir de estos proyectos, levantamos planos del terreno de estudio teniendo en cuenta sus características físicas, químicas, geológicas y geográficas.

¿Cuándo es necesario un proyecto topográfico?

En general, los proyectos topográficos están muy vinculados con los informes de impacto ambiental y son necesarios a la hora de llevar a cabo cualquier tipo de construcción. Nos resultan útiles para los siguientes supuestos:

  • Realizar informes periciales sobre la ubicación y forma de la finca.
  • Arqueología y paleontología. En ocasiones, en el terreno aparecen restos arqueológicos como cerámicas o paleontológicos como fósiles del pasado. Son considerados bienes patrimoniales y requieren un estudio detallado. 
  • Obras de restauración de zonas degradadas para hacer posible su recuperación.
  • Protección de ecosistemas. En algunas zonas sensibles, es importante la realización de estos proyectos para proteger los ecosistemas autóctonos del lugar.
  • Reducción del impacto ambiental vinculado con cualquier obra.

Tipos de proyectos tipográficos

A partir de un proyecto tipográfico, realizamos distintos informes que dependen de la zona de estudio. Encontramos distintos tipos de proyectos tipográficos: proyectos topográficos

  • Control de yacimientos paleontológicos y arqueológicos a través de imágenes e informes al detalle sobre todo el material encontrado para su posterior estudio científico.
  • Fotografías aéreas que complementan otros estudios.
  • Cartografía geológica de la zona y topografía describiendo todos los materiales, composición y estructuras para establecer las mejores ubicaciones para una determinada obra o mejora.
  • Restauración de canteras, vertederos y otras zonas mediante imágenes aéreas, informes sobre los trabajos realizados y el grado de alteración.
  • Estudios de obras urbanas para mejorar los servicios públicos, vías urbanas, etc.
  • Levantamientos hidrográficos para crear planos sobre masas de agua, acuíferos y líneas de costa para realizar estudios hídricos, construcción de embalses, obras de restauración o reducir el riesgo de infiltraciones.

¿Cómo se realiza un proyecto topográfico?

Los proyectos topográficos constan de dos partes: una de trabajo de campo y otra de laboratorio. 

En el trabajo de campo, se observa y describe la zona, toman medidas, hacen fotografías, se cartografía el terreno y se toman muestras para su posterior estudio con la ayuda de equipos especializados. Estos están formados por geólogos, topógrafos y biólogos, entre otros profesionales. También se pueden llevar a cabo búsquedas bibliográficas y análisis de datos para conocer los ecosistemas, recursos disponibles y sectores protegidos, en el caso de que los haya.

En el trabajo de laboratorio, analizamos los datos obtenidos en el trabajo de campo mediante programas informáticos y estudios matemáticos, físicos, químicos y geológicos.

Los proyectos topográficos son fundamentales en los permisos de construcción y la realización de cualquier obra. Además, sirven para los proyectos de restauración con la ayuda de los mejores profesionales.