Presentación de declaraciones catastrales

Sin comentarios junio 3, 2021

Presentación de declaraciones catastrales

Por declaraciones catastrales entendemos las inscripciones en el Catastro Inmobiliario de los negocios, actos o hechos que afecten a bienes inmuebles. La finalidad de estas anotaciones es la variación de los datos relativos a dicho inmueble. Los actos que han de comunicarse son muchos y variados, desde una construcción nueva hasta una demolición, pasando por una reforma que suponga una transformación relevante del inmueble o un cambio de cultivo si se refiere a una finca.

No obstante, hay algunos actos que están exentos de este tipo de inscripción. Entre ellos podemos citar la constitución de un derecho de usufructo, alteraciones de inmuebles como consecuencia de deslindes, expropiaciones forzosas y procesos derivados del planeamiento urbanístico de un ayuntamiento.

¿Cuáles son el procedimiento y la documentación necesaria?

El organismo competente para llevar a cabo la anotación es la Dirección General del Catastro , y el plazo con que cuenta el interesado para comunicarlo es de dos meses a partir del siguiente día de producirse el acto. La presentación de la solicitud puede llevarse a cabo en las unidades locales del Catastro o bien en cualquiera de los registros estipulados por la normativa de procedimiento administrativo. Prácticamente en cualquier ayuntamiento o registro titularidad de una administración puede presentarse, así como en las oficinas de correos. No obstante, tiende a implantarse la forma telemática, en la sede electrónica del Catastro.

Con respecto a la documentación, siempre hemos de presentar el modelo de declaración 900D. Además, deberemos acompañar a esta solicitud la siguiente relación de documentos:

  • Escritura pública o documento administrativo equiparable.
  • Lista de todas las parcelas que se vean afectadas.
  • Escrito que acredite la no oposición de los titulares de dichas parcelas.
  • Representación gráfica, en su caso.
  • Representación gráfica del resultado final del inmueble o inmuebles tras la transformación.

No obstante, cada uno de los casos concretos requerirá de una documentación específica. El plazo máximo de resolución del procedimiento es de 6 meses, y consta de distintas fases:

  • Registro e inicio del expediente.
  • Despacho de los informes necesarios.
  • Requerimiento de documentación, en su caso.
  • Trámite de audiencia a los interesados, en caso de que este fuera necesario.
  • Resolución del expediente y notificación de la misma.

Si transcurridos los seis meses fijados por la normativa no se ha dictado resolución, el efecto del silencio administrativo es desestimatorio. Contra una resolución desfavorable, los interesados pueden utilizar los medios de impugnación establecidos por la ley. En este caso se podría recurrir de forma potestativa ante la Dirección General del Catastro, o bien con la reclamación pertinente ante el Tribunal económico-administrativo que corresponda.

Las declaraciones catastrales se rigen por la Ley del Catastro Inmobiliario, 1/2004, de 5 de marzo y el Real Decreto 417/2006, de 7 de abril. Este es un breve resumen del procedimiento.


Sin comentarios