Artículo 199 de la ley hipotecaria

Sin comentarios junio 19, 2020

El artículo 199 de la Ley Hipotecaria es aquel referente a la descripción de la finca en el registro y lo que podría ocurrir si la descripción es denegada. De hecho, en muchos casos no se acepta dicha descripción porque hay un error de algún tipo con la imagen real y cuando esto ocurre se envía una comunicación de tal incidencia al Catastro.

Ley hipotecaria

¿Qué debemos saber del artículo 199 de la Ley Hipotecaria?

Dicho artículo pone en referencia la descripción anteriormente citada pero hay otros términos que debemos conocer para no tener ningún problema a la hora del registro. Por ejemplo, tiene que ser el titular del registro u otra persona asignada legalmente sobre dicha finca quien deba completar la descripción acreditando tanto la ubicación como la delimitación gráfica.

Además, también hay que destacar los linderos y la superficie aportando la correspondiente certificación del catastro descriptiva y gráfica. Una vez en el registro, la persona encargada incorporará al folio real la representación gráfica después de haber sido notificado por los titulares.

Dicha notificación se llevará a cabo de forma personal y con hasta dos intentos de entrega, pero si no fuera efectiva, se publicaría en el Boletín Oficial del Estado. Las personas convocadas o notificadas tendrían un plazo de 20 días posteriores para presentar las alegaciones correspondientes.

Igualmente, cuando las fincas colindantes tengan divisiones en régimen de propiedad horizontal, la notificación tendrá que mandará al representante de la comunidad de propietarios. En este caso no es preciso notificar a los titulares de las fincas colindantes que sean pisos, locales u otros elementos incluidos en el régimen citado.

¿Qué ocurre con la certificación gráfica aportada en el Registro de Fincas?

La certificación que se aporta junto con el reto de documentos será examinado conforme a lo dispuesto en el artículo 9 de la misma ley. Aquí hay que destacar que el Registrador puede denegar la inscripción si no coincide con los parámetros comentados, debiéndose comunicar a la Administración titular del inmueble afectado.

En el resto de casos, será el propio Registrador quien, bajo su criterio, quien tome la decisión al respecto del registro efectuado. Dicha calificación negativa puede ser recurrida de acuerdo a lo establecido en las normas generales.

Además, si esta certificación fuera denegada por una posible invasión de espacios colindantes que no hayan sido matriculadas, el promotor podría instar al deslinde de acuerdo con la ley vigente, excepto en los casos donde haya habido un consentimiento para la rectificación solicitada. Esto puede estar escrito tanto en documentos públicos como en un expediente ratificado por el Registrador.

Si la calificación es positiva, la certificación quedará incorporada al folio real para que quede constatado que la finca se encuentra coordinada gráficamente en el Catastro.


Se notificará telemáticamente a la persona para que quede informado con todo detalle


¿Qué ocurre cuando hay errores en la descripción?

En las situaciones en las que el titular expresa que la descripción catastral no queda correspondida con la realidad física de su finca, tendrá que entregar la certificación descriptiva y gráfica y una representación gráfica con una georreferencia alternativa.

Entonces, el Registrador tendrá que incorporar esta representación al folio real y comunicarlo al Catastro de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 18 del texto refundido de la Ley del Catastro Inmobiliario.

Una vez practicada la alteración, el Catastro lo comunicará al Registrador y la representación gráfica alternativa únicamente sería objeto de publicidad registral hasta que se notifique el cambio en el Catastro y el Registrador también lo confirme.

En definitiva, este artículo da respuesta a las descripciones de fincas y hay que prestar atención a todos estos detalles.


Sin comentarios